SELECCIÓN DE TEXTOS

INDICE

  • CAPÍTULO I La historia de la pedofilia, un acercamiento
  • CAPÍTULO II Personajes históricos sospechosos de pedofilia
  • CAPÍTULO III. La pedofilia como fenómeno psiquiátrico
  • CAPÍTULO IV. Pedofilia y religión.
  • CAPÍTULO V. La pedofilia en el universo Internet
  • ANEXO DOCUMENTAL. Libros y películas relacionados
  • ÍNDICE ONOMÁSTICO
  • BIBLIOGRAFÍA BÁSICA

(Ver índice completo)

Capítulo I
Historia de la pedofilia. Un acercamiento

Césares pedófilos

La retahíla de emperadores a los que las fuentes atribuyen vicios alejados de las reglas de la moral que convirtió a Roma en un Imperio es muy extensa.

Como ya citábamos en el apartado dedicado a Catulo, César fue conocido como el adúltero calvo, pero también se le acusaba de afeminado y de ser amante del rey Nicomedes. El maestro en oratoria Cicerón dejó registrado públicamente sobre este asunto: «Todos sabemos lo que has recibido de él y lo que tú le has dado». A César se le conocía también como «el marido de todas las mujeres y la mujer de todos los maridos».

(Leer más)


Capítulo II
Personajes históricos sospechosos de pedofilia

Charles Lutwidge Dodgson, Lewis Carroll (1823-1898)
(Leer más)
Leonardo da Vinci (1452-1519)
(Leer más)
Antonio Machado (1875-1939)
(Leer más)
Posibles pedófilos en breve.
(Leer más)


Capítulo III
La pedofilia como fenómeno psiquiátrico

Pedofilia como enfermedad

Según Kelly y Lusk, las causas fundamentales de la pedofilia hay que buscarlas en problemas psíquicos del adulto. Según los seguidores de Freud, hoy ampliamente superado, el niño debe superar tres estadios primarios de su desarrollo psicosexual para madurar con éxito. Los autores llamados psicodinámicos consideran que los pedófilos han tenido problemas en sus estadios oral o fálico y su conducta es una simple regresión a ellos.

(Leer más)


Capítulo IV
Pedofilia y religión

El documento secreto de Juan XXIII

El diario británico The Observer soltó en agosto de 2003 el gran bombazo: en 1964 (otros lo datan en 1962), bajo el papado de Juan XXIII, el papa bueno, se emitió un documento secreto con instrucciones sobre cómo actuar en los casos de pederastia. Se pedía a los clérigos máxima discreción y se pretendía obligar a las víctimas al silencio. De aquellos polvos, los actuales lodos.

Según ese documento (Crimine solicitacionis), de 69 páginas, escrito en latín y con el sello del papa, se amenazaba con la excomunión (expulsión de la Iglesia católica) a los que no lo respetasen. A los obispos se les obliga al «silencio perpetuo». Con este exhorto, la Iglesia católica pierde una de sus coartadas en los casos de abusos, al alegar que son un fenómeno moderno. Ni que los abogados no supieran leer...


Capítulo V

La pedofilia en el universo Internet - Intensidad de la pornografía infantil

«No son las cosas las que perturban e inquietan a los hombres, sino sus opiniones y representaciones de las cosas».
Epicteto el estoico.

(Leer más)

Intereses de la policía

«Es mejor evitar los delitos que castigarlos. He aquí el fin principal de toda buena legislación».
Beccaria.

«¿De dónde viene la cárcel? Yo respondería: 'Un poco de todas partes'. Es indudable que existió invención; pero invención de toda una técnica de vigilancia, de control, de identificación de los individuos, de clasificación de sus gestos, de su actividad, de su eficacia, y eso desde los siglos XVI y XVII, en los colegios, las escuelas, los hospitales, los talleres. Una tecnología del poder fino y cotidiano, del poder sobre los cuerpos. La cárcel es el último símbolo de esta edad de las disciplinas».
Foucault.

(Leer más)

Detenciones de famosos

Entre las redadas realizadas durante estos años en relación con la pornografía infantil se encuentra gente famosa, a veces a escala mundial.

(Leer más)

Internet: mito de pedopornografía y pederastia organizada

«Mi querido amigo, no es fácil ser algo hoy en día. Existe una competencia feroz».
La importancia de llamarse Ernesto. Oscar Wilde.

«Llega un día en que por quien nos ha perseguido sólo sentimos indiferencia, cansancio de su estupidez. Entonces, perdonamos».
Cesare Pavese.

(Leer más)

aliciaoscura@yahoo.es


Pablo Santiago.
(Comoxo, Boiro, 1971) es licenciado en periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela. Compaginó sus estudios con colaboraciones en Radio Nacional, La Voz de Galicia, Europa Press y dos gabinetes de prensa de la Xunta de Galicia. En uno de ellos, su misión era atender el correo electrónico del presidente Manuel Fraga. Su pasión por la radio lo llevó a realizar programas variados y satíricos en emisoras alternativas como Radio Calimero y Radio Medellín. También fue "topo" de la revista universitaria 4 Gatos.

Defensor a ultranza del periodismo de experimenta-ción de Wallraff, trabaja desde 1999 en un diario de Lugo, en el que consiguió introducir por primera vez una sección estable sobre Internet. Mientras realizaba el presente trabajo de investigación obtuvo dos premios periodísticos. Este ensayo crítico y transgresor es su ópera prima como escritor.